Consejos para evitar la depresión en personas mayores

Si bien la depresión, hoy en día, es una enfermedad que afecta a muchas personas independientemente de la edad o status social, en personas mayores se ha acentuado en los últimos años. En nuestro país es un trastorno más frecuente en mujeres y adultos mayores.

En pocas décadas, la población envejecida habrá aumentado considerablemente, por lo que es fácil entender que un anciano sano vivirá más y mejor y tendrá un papel relevante en la sociedad. Un envejecimiento saludable incluye, entre otras cosas, evitar la depresión en personas mayores, ya que supone uno de los problemas que más afectan a este grupo de edad.

El ejercicio, una dieta saludable y actividad mental son tres pilares fundamentales para evitar la depresión en personas mayores y sobre todo, ganar en calidad de vida. Pero también es muy importante contar con el apoyo familiar que se traduce en un mayor bienestar emocional.

Si crees que tienes algún familiar mayor que pueda padecer esta enfermedad, te daremos algunos consejos a tener en cuenta:

Cómo evitar la depresión en personas mayores

  • Apoyo familiar: Sin duda, y como hemos dicho anteriormente, sentirse apoyado y querido por la familia es fundamental para sentirse bien. Llegar a una etapa donde han podido sufrir la pérdida del cónyuge u otros seres queridos, se sienten solos, dependientes y, en muchas ocasiones, vulnerables. Es en estos momentos cuando más apoyo y cariño necesitan en su día a día. Prestarles atención e incluirlos en planes familiares les hará sentirse mejor. Una sonrisa y cariño valen una larga vida.
  • Alimentación sana: Indudablemente, una dieta sana y equilibrada les ayudará a vivir mejor. Una buena alimentación ayuda a tener un buen estado de ánimo y son muchos los alimentos que ayudan a combatir la depresión. Alimentos ricos en omega 3, magnesio, ácido fólico y triptófano reducen el riesgo de padecerla.
  • Realizar actividades: Podemos incluir una serie de tareas que favorecen el desarrollo de las funciones cognitivas y el entretenimiento, a la vez que ayudan a mantener un estado emocional óptimo. Ejercicios de razonamiento, manualidades, ejercicios para ejercitar la memoria, juegos de mesa, entre otros.
  • Mantenerse activo: El ejercicio físico es importante para mantener la energía y vitalidad en personas mayores. Previene el sedentarismo y enfermedades como la depresión, ya que la actividad física ayuda a liberar las hormonas de la felicidad y hacen que el estado anímico mejore. Practicarlo al aire libre, en contacto con la naturaleza y el entorno, y en compañía de otras personas, es otra forma de evitar y aliviar la depresión.
  • Fomentar las relaciones sociales: Mantener contacto social con personas de la misma edad aumenta los vínculos sociales y les ayuda a prevenir la soledad y tristeza. Relacionarse con otras personas en esa edad fortalece la autoestima y mejora el estado de ánimo. Disfrutar compartiendo conversaciones o actividades afines en una buena forma, también, de mantener una vida saludable en personas mayores.

Envejecer no es fácil. Llegar a una cierta edad donde atrás quedaron los años de trabajo y el cuidado de los hijos, se producen cambios importantes en el organismo y no se tiene la actividad ni las ganas de antes, puede provocar tristeza. Esta transición afecta física y mentalmente a la persona y si va unida a algún tipo de enfermedad o patología, se acentúa mucho más.

En definitiva, evitar la depresión en personas mayores es conseguir una vida saludable a través de la actividad física y cognitiva y, sobre todo, rodearse de seres queridos que les den cariño y dosis de alegría. La mejor forma de combatir la enfermedad es evitándola y así poder vivir la última etapa de la vida de la mejor forma posible, sobre todo, en la que predomine la felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.